El Eje del Mundo

 El Eje del Mundo «Axis Mundi Universal»

El Eje del Mundo.

El Eje del Mundo o Axis Mundi Universal, es un punto central en el espacio donde convergen todos los puntos cardinales, incluidos el cielo y la tierra. El lugar en el que los dioses y las personas pueden comunicarse entre si

Me gustaría construir un camino por el que poder caminar junto a mis hermanos Templarios y poder guiar a todos los seres de este mundo hacia el espacio sin límites que es la morada de Dios.

Y deseo con todas las fuerzas de mi corazón que todos, Damas y Caballeros Templarios, custodien y protejan este camino, con sus Principios y Valores, con Honor y Lealtad, como debe hacerlo un soldado de la Blanca Milicia, poniendo su vida al servicio de Dios, por Cristo y la Humanidad.

El Eje del mundo

Y deseo fervientemente que esta nueva Milicia de Cristo llegue a ser el eje del mundo, un Axis Mundi Universal, un punto donde converjan todos los pensamientos, culturas, disciplinas y conocimientos. El lugar donde el Alma y el Conocimiento puedan comunicarse entre sí.

Dicen que ningún sueño es lo suficientemente grande como para no intentar hacerlo realidad. Cuando el deseo es tan fuerte, este sueño se convierte en un proyecto y cada iniciativa, cada esfuerzo y cada paso que des, te harán ver que estás en el camino correcto. Y debes avanzar, a pesar de las dificultades y de los inconvenientes.

La Inocencia de Los Templarios.

En el año 2007 con la publicación por parte del Vaticano, de la edición limitada del “Processus contra Templarios” el Papa Benedicto XVI reconoce implícitamente la rehabilitación de Los Caballeros Templarios. En esta obra se recoge todos los documentos que guardan celosamente sobre este gran juicio de la historia.

A pesar de ser reconocida la inocencia de todos los Templarios, el nombre de los Pobres Caballeros de Cristo no se ha visto libre de mancha, continuando estigmatizados a través de los tiempos.

La leyenda negra que crearon sus enemigos, la mala interpretación de sus prácticas y símbolos, inducida por los que temían y envidiaban su poder, ha permanecido en el subconsciente popular hasta nuestros días.

Algo está ocurriendo y despues de muchos siglos de olvido y negación, por doquier surgen organizaciones más o menos legitimas que se autoproclaman ser los auténticos sucesores de los Pobres Caballeros de Cristo, y reclaman su legado.

En el mundo de la cultura otras asociaciones reivindican para sí, el nombre de los Caballeros Templarios, poniéndolo en valor y adornando su significado, y es que el Temple tiene “tirón y vende bien”.

Y, por último, no debemos olvidarnos de los grupitos llamados “templarios de salón “que recuperando sus vestiduras con más o menos, yo diría que, sin ningún rigor histórico, lucen con ostentación y orgullo, los símbolos Templarios en desfiles y demás payasadas.

El Ejemplo.

¿Qué está pasando? ¿Se puede entender estos movimientos como una moda, o un entretenimiento?

¿ Tenemos algo que ver hoy en día los que nos consideramos Templarios, con los verdaderos soldados de Cristo, que vivieron hace 9 siglos en unas condiciones durísimas, privados por voluntad propia de los placeres de la vida?

Con una fe inquebrantable, con un entrenamiento para el combate sublime y que formaban parte de una Orden religiosa-militar internacional con una estructura y organización adelantada a su época.

¿Qué es lo que queremos para nosotros de aquellos hermanos que dieron su vida, de la forma más literal, por una Fe, una Cultura y por una sociedad de las que somos herederos queramos o no?

En todos y en cada uno de nosotros esta la respuesta y de ella depende que honremos y respetemos la historia y la memoria de La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo del Templo de Salomón.

Administración T.A.U

 

 

 

T.A.U.
Imagen por defecto
Antolin Vall
Artículos: 10

Deja un comentario

ocho + uno =

Translate »